¿Realmente es necesario instalar un antivirus en un ordenador?

¿De veras es necesario instalar un antivirus en nuestro ordenador?
La respuesta es SÍ. Cada día el número de amenazas en forma de virus, exploits, malware, caballos de Troya, bombas lógicas, gusanos, etc., es mayor y el ordenador corre un riesgo importante de ser infectado. Pese a que los ordenadores de 64 bits vienen con ciertas defensas, como la Prevención de Ejecución de Datos (DEP, por sus siglas en inglés) del hardware, que nos protege contra ataques de código malintencionado, y la protección contra revisiones del núcleo, que trata de impedir que parcheen o modifiquen el núcleo o kernel del sistema operativo, con todo necesitamos la protección que ofrecen los programas antivirus.
Los antivirus son a los ordenadores como las vacunas a nuestro cuerpo. El ataque de un virus puede provenir de cualquier lado, y hoy día con el uso del internet a los creadores de virus se les facilita propagar infecciones en los equipos informáticos. Cabe recordar el ciberataque a nivel mundial de un ransomware que ocurrió en mayo de 2017 y que puso de manifiesto la vulnerabilidad de nuestros sistemas informáticos. El ransomware se instala en los equipos, se apodera de los ficheros bloqueándolos y este virus pide un rescate para desbloquearlos. Aparte de la utilización de un antivirus, es importante instalar las más recientes actualizaciones de nuestro sistema operativo y de los programas. También es recomendable permitir que el antivirus se actualice y que su base de datos de virus esté al día.
Los únicos programas antivirus que detectan todos los virus son los de comprobación de suma, que emplean cálculos matemáticos para comparar el estado de los programas ejecutables antes y después de ejecutarse. Si la suma de comprobación no cambia, el sistema no está infectado. Los programas de comprobación de suma, sin embargo, sólo pueden detectar una infección después de que se produzca.
Los que crean virus informáticos cuentan con varias estrategias para escapar de los programas antivirus y propagar sus creaciones con más eficacia. Los llamados virus polimórficos efectúan modificaciones en las copias de sí mismos para evitar su detección por parte de los programas antivirus. Los virus sigilosos se ocultan del sistema operativo cuando éste comprueba el lugar en que reside el virus, simulando los resultados que proporcionaría un sistema no infectado. Los virus llamados infectores rápidos no sólo infectan los programas que se ejecutan, sino también los que simplemente se abren. Esto hace que la ejecución de programas de detección antivirus en un ordenador o computador infectado por este tipo de virus pueda llevar a la infección de todos los programas del ordenador. Los virus llamados infectores lentos infectan los archivos sólo cuando se modifican, por lo que los programas de comprobación de suma interpretan que el cambio de suma es legítimo. Los llamados infectores escasos sólo infectan en algunas ocasiones: por ejemplo, pueden infectar un programa de cada diez que se ejecutan. Esta estrategia hace más difícil detectar el virus.
Windows 10, sólo para mencionar un ejemplo, trae protección antivirus y antimalware por defecto y en la actualidad se considera uno de los mejores.
Hay que aclarar que todos los sistemas operativos sin excepción son susceptibles de recibir ataques de virus, incluso Mac OS y Linux. ¿Por qué reciben estos menos ataques que los equipos que vienen instalados con Windows? Sencillamente porque hay muchísimos más ordenadores o computadores con Windows instalado, y los piratas informáticos están más interesados en atacar equipos con Windows. Ellos siempre seguirán al pez gordo. No es necesariamente porque este o aquel sistema operativo sea mejor o peor.

Y por muy extensos que sean nuestros conocimientos de informática, y nuestra cautela, todos somos susceptibles de recibir ataques de virus en nuestros equipos. Por eso es imprescindible siempre contar con un antivirus instalado. Recordemos que hasta los médicos se enferman y que a los policías los asaltan también.

Deja un comentario