¿Cómo determinan las aplicaciones la geolocalización en las computadoras de escritorio con Windows 10?

El servicio de ubicación de Windows 10 les indica a las aplicaciones y servicios dónde te encuentras o dónde has estado.
La configuración de ubicación del dispositivo permite a determinadas funciones de Windows ejecutarse correctamente, por ejemplo, la configuración automática de zona horaria o Encontrar mi dispositivo. Si está habilitado el ajuste de la ubicación del dispositivo, el servicio de ubicación de Microsoft usará una combinación del Sistema de Posicionamiento Global (o GPS), los puntos de acceso inalámbrico cercanos, las torres de telefonía móvil y tu dirección IP, a fin de establecer la ubicación del dispositivo. Según las posibilidades que ofrezca el dispositivo, tu ubicación puede determinarse con diversos grados de precisión y puede, en algunos casos, que se establezca con precisión.
Además de lo anterior, es posible permitir que las aplicaciones usen la ubicación y el historial de ubicaciones de tu dispositivo para ofrecerte servicios con reconocimiento de ubicación, con la precisión que el dispositivo tenga la capacidad de ofrecer. Si otorgas acceso a una aplicación a la ubicación del dispositivo en la página de configuración, dicha aplicación tendrá acceso a la información de ubicación precisa. De lo contrario, la información de ubicación proporcionada a la aplicación será de menor precisión. Cuando la ubicación la use alguna aplicación o algún servicio o función de Windows 10 con reconocimiento de ubicación, la información de ubicación y el historial de ubicaciones recientes se almacenan en el dispositivo.
Una vez iniciada la sesión en Windows 10 y, si está habilitado el historial de ubicaciones, se guardará la última información de ubicación conocida también en la nube, desde donde quedará a disposición de tus dispositivos, para otras aplicaciones o servicios que usen tu cuenta de Microsoft. Si has iniciado sesión con tu cuenta de Microsoft y el dispositivo no puede determinar confiablemente por sí mismo tu ubicación actual correcta – como al estar dentro de un edificio o sótano – los servicios o las aplicaciones pueden usar tu última ubicación conocida tomándola desde tu historial de ubicaciones almacenado en la nube, si se encuentra disponible.
Las aplicaciones de escritorio son un tipo concreto de programas que no pedirán permisos independientes para descubrir la información de ubicación de tu dispositivo y no aparecerán en la lista que te permite elegir las aplicaciones que pueden usar tu ubicación.
Si has desactivado la configuración de ubicación del dispositivo, algunos servicios y aplicaciones de terceros podrían usar otras tecnologías – por ejemplo, Bluetooth, Wi-Fi, módem de móviles – para determinar la ubicación del dispositivo con diversos grados de precisión.
Algunas aplicaciones utilizan geovallas, las cuales pueden activar o desactivar determinados servicios o el mostrarte información que podría ser útil al estar en un área definida – o “vallada” – por la aplicación. Una aplicación sólo puede usar geovallas si se ha activado la ubicación para ella. Si alguna de tus aplicaciones de Windows emplea geovallas, en la página de configuración de Ubicación verás esto: Una o varias de las aplicaciones usan actualmente geovallas.

Imagen que muestra la página de configuración Ubicación en Windows 10. Se puede ver aquí si está activado o no el permiso de acceso de tu ubicación, si está activado el permiso de acceso a tu ubicación de las aplicaciones, y la opción de establecer una ubicación predeterminada.

Imagen que muestra la opción de borrar el historial de ubicaciones y que muestra qué aplicaciones tienen permiso para acceder a tu ubicación precisa. En la parte inferior, muestra que aplicaciones están utilizando la opción de geovallas.

Deja un comentario